Empresario farmacéutico pide a dirigentes CONEP no asociarse a gobiernos para beneficio propio


Dice gobierno que resulte electo debe cumplirle al pueblo 

El empresario farmacéutico Máximo Mejía Vallejo abogó hoy porque  dirigentes del Consejo Nacional de la Empresa Privada, CONEP, no se asocien con los gobiernos para que les libere beneficios a sus intereses particulares y que, por el contrario, paguen impuestos, desarrollen  sus empresas en base a principios éticos y produzcan empleos
decentes.

Mejía Vallejo dice en declaración escrita que igual que el 75% del pueblo respalda que en el país se produzca un cambio, un verdadero cambio porque estamos hartos de ladrones, bocinas  y compra de la opinión pública .

“Debemos empezar a exigirle a los que llegan no que nos presenten extensos programas de  gobierno que el pueblo no lee ni entiende sino puntos específicos en aspectos como justicia, educación que no sea construcción, salud, seguridad social y seguridad en nuestras calles y negocios,  y que el  gobierno no sea un nido de comerciantes políticos compitiendo con las empresas privadas”, subrayó.

 El empresario afirma que sociedad civil debe convertirse en un ejército cuyas armas sean para combatir  la corrupción y la impunidad y para evitar que un solo partido controle  todos los  poderes, lo que eventualmente pudiera convertir al pueblo dominicano  en sus esclavos.

Mejía Vallejo se identifica como empresario con 37 años en el servicio farmacéutico, es creador y fundador de la red de farmacias FarmaXtra, y tuvo también participación en la etapa de desarrollo inicial de la Unión de Farmacias, Inc.

“Se van, se van, se van es una consigna  que ha prendido y se ha hecho viral, porque es el deseo de más del 75% de la población dominicana, yo personalmente  la apoyo y la sostengo, pero considero  que los pocos días  que nos quedan para las elecciones  tenemos  la obligación y el deber de empezar a garantizarle al pueblo que el nuevo gobierno no será más de lo mismo, que establecerá el respeto a la ley, que no volveremos a caer en los mismos vicios de desorden e irrespeto que han malogrado nuestras potencialidades económicas y de desarrollo social”, dijo.

Sostuvo que el pueblo debe exigir a los que llegan,  no sólo que sometan a la justicia a todo político que no pueda demostrar riquezas descaradas, que dan asco y que deben ser devueltas, que considera  pueden contribuir a pagar algún por ciento de la elevada  deuda externa que ellos  provocaron con préstamos en dólares.

“Si hay que hacerlo debemos modificar la Constitución para reformar y limpiar definitivamente  la justicia, exigir  un ministerio público independiente,  que no sea nombrado  por el presidente  de turno, jueces que no respondan a los políticos y menos que tengan afiliación  política o sean subordinados a grupos de intereses privados”, expresó.

“No aceptaremos que quienes lleguen vengan con más de lo mismo, pues los rechazaremos de la misma forma  que lo estamos haciendo con los que se van”, concluye su declaración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *