Virus evidencia la urgencia fortalecer la agricultura en las Américas – Periódico El Caribe



La pandemia puso la alimentación en primer plano en el continente.

San José. El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) indicó que los efectos de la pandemia por COVID-19 evidencian que los países del Caribe deben modificar su actual modelo de desarrollo económico, altamente dependiente de la llegada de turistas y las importaciones de alimentos.
En un seminario virtual, el director general emérito del IICA, Chelston Brathwaite, dialogó con el exministro de Energía de Santa Lucía James Fletcher y ambos coincidieron en que el nuevo coronavirus ha expuesto cinco de las principales vulnerabilidades del Caribe.

Las vulnerabilidades están relacionadas con los impactos del cambio climático-evidenciados por sequías y más huracanes-, el nivel de deuda de los países, los altos índices de enfermedades crónicas no transmisibles-como diabetes, hipertensión y cáncer-, la dependencia en el turismo y la inseguridad alimentaria.

“En esta situación del coronavirus ya estamos en la zona de peligro, entonces tenemos que buscar ahora las oportunidades, qué es lo que puede surgir después”, afirmó Brathwaite, en el webinario organizados por el IICA, en los que se analizaron escenarios después de la pandemia para la agricultura en América.

Agricultura y turismo

Los conferencistas apuntaron que para la transformación del modelo de desarrollo en el Caribe es crucial la conexión de los sectores agrícola y turístico.

Según explicó Fletcher, “la crisis ha expuesto lo frágiles que son nuestras agendas de desarrollo. En 10 de los países del Caribe el turismo contribuye con más del 25% al PIB nacional, y en los estados del Caribe Oriental la contribución va del 30% hasta más del 80%”.

Con estas cifras, el turismo es el sector más golpeado y será uno de los más lentos en recuperarse, lo que provocará un impacto en los ingresos de Gobiernos, en el empleo y las familias.